El turis-meta: Una nueva manera de ver el turismo, como aporte a la construcción del Socialismo del Siglo XXI

Por Pablo Rodríguez

 970818_10151449217512965_1785492382_n

Desarrollo y Turismo Funcional

El Turismo como Teoría de sustento para el desarrollo regional y nacional tiene un efecto  Funcional. Esta es mi premisa inicial, es decir, que se consolida como un fuerte sector de la economía, generando la dinamización de la misma, pero al mismo tiempo y sin obviar, lo que materializa es un desarrollismo económico trasnacional que sumerge al pueblo y a las comunidades receptoras de turistas, en esclavos de las empresas turísticas (la mayoría trasnacionales, inclusive neoliberales) y de los placeres lúdico-motivacionales de los turistas que pagan el servicio turístico (Rodríguez Pablo y Bassotti Herrera Renzo Javier. (UDO, 2007),  “Actividad Turística en los Núcleos de Desarrollo Endógeno del Estado Nueva Esparta, Playa El Yaque   y   El Tirano”.)

Al respecto podemos deducir que los modelos de Desarrollo local-regional Basados en el Turismo: Convierten al Pueblo y al Ambiente en materias primas de la industria turística (sea eco turística, comunitaria, recreacional, sol y playa, religiosa, cultural-intelectual, comercial, etc.). La localidad se convierte en un centro donde el trabajo del pueblo y la utilidad del ambiente consisten en entretener y satisfacer  los prejuicios hedonistas de las sociedades hegemónicas. El pueblo es esclavo de los deseos “ojo”, “no de otro pueblo”, pues no es el pueblo de otra cultura el que viaja, sino más bien las élites de poder  que oprimen a otros pueblos, son las que vienen, y en el proceso, el pueblo receptor debe adaptarse a los estándares de gusto y placer, (calidad competitiva global) para mantenerse competitivo en el mercado, como destino turístico internacional consolidado. En pocas palabras, el Turismo como lo conocemos y practicamos normalmente, atiende conscientemente e inconscientemente a una sustancia ideológica funcional burguesa. El complejo Fenómeno del Turismo Funcional es Global, y se ha optimizado en el mundo entero como la manera eficiente de producir y hacer turismo en aras de los grandes intereses Neoliberales. Todo lo anterior hace necesario nuevos estudios “transdisciplinarios” que permitan tener alternativas de perspectivas sobre las motivaciones que originaron al turismo tal y como lo conocemos hoy en día.

Pero precisamente, esta reinterpretación del turismo desde la oportunidad histórica e irrepetible que tengo de seguirla estudiando, hoy en día por medio del Doctorado en Ciencias para el Desarrollo Estratégico de la Nación Venezolana, de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), debe, o debería contener en su lógica de reinterpretación, como alternativa a los modelos economicistas-capitalistas, y más aun Neoliberales, pues estamos hablando de turismo, y todos y todas sabemos que el turismo es movido por una gran Industria Turística Corporativa Internacional: la sustancia de una concepción humana-ambiental-integral  que permita la emancipación de los pueblos y sus culturas, la sustentabilidad del ambiente y el mantenimiento del orden del Estado, o de los Estados como un todo armónico, un ecosistema cultural-natural  en cuyo hábitat el sustento sea la vida como tal, y no el consumismo y la explotación humana-ambiental que como bien sabemos y por costumbre es producto de los sistemas económicos capitalistas históricos e internacionales.

En este sentido aterrizo mis investigaciones “doctorales” en la premisa de que el Turismo tal y como lo conocemos es funcional. Y al analizar las preguntas generadoras del desarrollo de la investigación, me topo con un problema  complejo. En la “re-in-ter-pretación” de la alternativa teórica-practica  turística, se deben tener en cuenta dos elementos de cambio psicológicos-político-social-económicos-ambientales-culturales-jurídicos actuales como lo es el cambio de un paradigma de Estado que va del histórico y conservador Estado Liberal Funcional Burgués; al  Estado Democrático y Social, de Derecho y de Justicia de participación ciudadana y protagónica, que hoy en día, a comienzos de la primera década del Siglo XXI,  se está conociendo en el mundo entero como el movimiento del Socialismo del Siglo XXI. Y el segundo elemento, aun más complejo que el anterior, la definición que el autor del Modelo de Estado y Gobierno, el reelecto presidente de Venezuela para el periodo 2013-2019, Hugo Chávez, le da como punto de partida al Socialismo del Siglo XXI: Espiritual y de Amor al Prójimo (Hugo Chávez. (2012); “Los 5 Objetivos Históricos de la Nación: II Plan Nacional Socialista Simón Bolívar 2013-2019”).

Turis-Meta: Metadialéctica del Desarrollo Integral-Humano-Ambiental del Turismo.

El turismo tal y como lo conocemos, no puede ser distinto, pues su esencia es el placer y la exclusividad del mismo, lo cual es un momento, dos, tres, diez, de imaginación hecha forma – realidad, de toda una vida humana caracterizada en su más cruda realidad por el sufrimiento humano,  donde la exclusividad y el placer son por naturaleza una Mercancía con precio. Mientras más placer mas es el precio, y mientras más exclusividad (que puede incidir en el grado de satisfacción de una fantasía – motivación), más es el precio que se debe pagar. Es cuestión de ricos, y si todos y todas fuéramos ricos y ricas, no existieran las ausencias y las emergencias sociales que en efectos de una Epistemología del Sur, motivaran tal reentendimiento Metadialéctico del Turismo.

Un ejemplo, de lo antes dicho, es como decir hoy en día que la construcción destruye poco a poco el planeta, porque por más sustentable que sea, necesariamente hay que tumbar cerros para obtener piedras, arena, cementos, hierro, aluminio, etc., y que también contamina el ambiente con la fabricación de cables, bombillos, cerámicas, combustibles etc. Entonces, por lógica, ¿se debería parar esa actividad? ¿Qué se haría?, simple y llanamente eso no se podría, al menos  que, con los conocimientos actuales pudiéramos hacer como en la comiquita del “Gato Ensombrerado”, pulsar el “Encogedómetro” y ponernos chiquitos todos para que los recursos naturales duren un poco más.

Pero sí se puede hacer lo siguiente, partiendo de la Teoría Funcional del Turismo, preservar el modelo, e inclusive incentivarlo pero extremando las medidas de protección social, ambiental, económica, cultural, sicológicas, políticas, es decir preservando la soberanía nacional. Pues en el mejor de los casos, la Industria Turística genera ingresos tanto de procedencia extranjera y nacional al Producto Interno Bruto Nacional   (PIB), que servirían para potencializar políticas regionales y/o nacionales estratégicas como el Segundo Plan Nacional Socialista Simón Bolívar 2013 – 2019 (Plan de la Patria) o un posible plan regional estratégico de desarrollo.

Turis-Meta: Turismo Socialista del Siglo XXI

En un posible Turismo Socialista del Siglo XXI, yo propongo,  dejar de pensar en turismo. ¿Irónico, no? Y como primer punto a tratar, de este posible nuevo modelo, sería la manera de educar en materia de turismo, porque se debería reconocer que la educación universitaria formal en materia de turismo, está destinada a la formación de profesionales para la Industria Turística Globalizada, lo cual es importante, pero por otra parte, se debería crear una nueva carrera universitaria, cuyo resultado sean profesionales multidisciplinarios: una Turistología que no es en función del turismo como comúnmente se conoce, sino de lo corpóreo, de lo humano, y con ello desde sus quehaceres ancestrales y/o culturales.

74708_459206037475964_1854085509_nUna manera de entender lo propuesto en el párrafo anterior, la podemos lograr por medio de la poesía, pues el Turis-Meta transciende lo racional-material ¿Cómo podemos pensar en turismo, sin pensar en ello? Ello está en contra de la lógica de cualquier interpretación científica, pues no cumple con el principio de la “No contradicción”, más bien se contradice. Por ello el siguiente poema que un estudiante atareado por sus propios deseos y aspiraciones de ser un profesional graduado, le escribe a su profesora que le exige un último esfuerzo para que logre la competencia de sus estudios, pero el estudiante sin negarse a hacer ese último esfuerzo, reconoce la voz de su alma y le responde:

Buenos días profe entendido pero deme chance como pal martes pues en los últimos días me dio un bahio, inclusive hoy no fui a clases con la profa Lourdes, me encuentro descansando en mi casa bajo unos árboles de ming descalzo en la incómoda tierra, recostado de un tambor de metal frío por el agua que contiene para regar las plantas de mi, ique jardin improvisado, tratando de descansar mi mente armonizándome con la única realidad que no es ilusión, y lo hago sin plata porque para viajar dentro de uno mismo solo basta con quererlo, que a diferencia del otro turismo primero se debe querer y después poder por medio del condicionamiento perverso material de los reales. Entonces le puedo decir que me encuentro en turismeta para sanar mi cuerpo y liberar mi alma.

Esto es sabiduría ancestral y no requiere de vastas interpretaciones, solo decirle a la gente que estamos de algún modo influenciados por históricas biológicas ambiciones inconscientes por el poder, y que existe una manera de entre tantas de curarnos de la avaricia, odio y el rencor que evita la llegada verdadera del Socialismo del Siglo XXI, y es precisamente empezando por reconocer esa ambición. Luego algunos, pues no se espera que todos (pues cada quien anda en su carrera), entrarán en dilema existencial y estudiaran por medio de introspección y el apoyo de un turistologo metadialectico, el cual los guiará en el reconocimiento, el respeto y la compasión hacia todos los seres vivos y semejantes, lo que significaría la verdadera transición a un Estado Espiritual (entendiéndose como la forma de organización política) fundamentado en el amor como lo dijo Chávez.

Estas actividades Turis-Meta, se pueden empezar en los consejos comunales o de fábricas, inclusive podría ser una nueva misión que interlace distintos consejos, el retorno “no a la era de los políticos con intenciones, sino a la de los “sabios comunales que velan por los demás”. Todo gracias al  Turis-Meta cualquiera y desde cualquier rincón se puede nutrir, solamente basta que viaje dentro de sí. Se les debería enseñar a los y las niñas en las escuelas y universidades. Adicionalmente el consejo comunal debería arreglárselas para facilitar un espacio común para el Turis-Meta, que debería ser un lugar con vegetación natural como una parte de un cerro, un patio común o un espacio habilitado con fraternidad y amor para esa terapia del alma.

La mejor manera de promocionar la experiencia del Turis-Meta, es la experiencia, la cual se puede sistematizar y publicar en libros o documentales o cine, así como fotos de montañas, allá en Caracas el Gran Ávila, aquí en Nueva Esparta el Cerro Guayamury (por ejemplo) con una nota: “viaja dentro de ti nada te cuesta” ” salvar al planeta empieza por ti”.

Una Turistología de nuevas visiones del desarrollo local, endógeno y social-ambiental, algo que desde la UBV, los Doctores Pedro Nass y Lourdes Torres Sorando han denominado Ecosociodesempeño, la cual es una propuesta de Desarrollo Integral que para empezar “No parte de lo que comúnmente conocemos como desarrollo” más bien, parte del desempeño responsable de un Buen Vivir Humano – Espiritual. Pero eso sí,  vuelvo y repito que ese desempeño social-económico-productivo-ecológico-ambiental: no parta del turismo. Hay que recordar que es un Nuevo Sentido común, un Inventamos o Erramos, una nueva vía.

Esta nueva profesión prepararía profesionales transdisciplinarios, cosa que la complejidad social que existe en la actualidad, amerita en post de una transición al Socialismo, de especialistas que tengan la sensibilidad de detectar tanto en lo local, como en lo regional las debilidades y las potencialidades endógenas de la sociedad. Sepan entender su historia material y espiritual de manera dialéctica, y sean lo suficientemente eficientes en filosofar y construir su cosmovisión, para que en función de ello, construyan junto con esa sociedad, las bases de su Desarrollo Endógeno, su Ecosociodesempeño con la firme intención de estimular y consolidar en ese sector” el Buen Vivir (preservar la cultura, el ambiente, la humanidad, y la vida). En este sentido el turismo vendría a ser un valor agregado, y no la motivación principal del Desarrollo.

Ojo, con esta última afirmación, porque el turismo no debe ser la motivación principal, ni la esencia del desarrollo local o regional, porque somete a la comunidad receptora, a convertir sus potencialidades creadoras endógenas (cultura, tradición, esencia), en una mercancía que en vez de representar al pueblo, es una transformación obligada y forzada del mismo, en las fantasías foráneas y contaminantes del turista. Ocasionándose así la aculturalización y sus conocidos efectos nocivos sobre la sociedad. Esto significa una manera distinta de entender el turismo y tal vez algo controversial para los entendidos en materia de turismo.

Pero también, la Metadialéctica nos dice de la necesidad de un rescate de lo espiritual, entendiendo que lo que evita ese reencontrarse con uno mismo es “la ambición inconsciente por el poder”. Entonces ¿Qué tiene que ver el turismo con esto? Es que antes de que uno conociera el turismo como turismo, desde épocas ancestrales, el humano se ha movilizado bien sea por necesidades biológicas y espirituales: más allá de sus fronteras. Entonces las esencias primordiales que hoy están mercantilizadas en la conceptualización capitalista y funcional del turismo, ojo, son humanas-espirituales, esta proposición supone el descubrimiento (por medios filosóficos) de una pulsión humana positiva: la Tendencia espiritual, la cual viene a equilibrar la balanza con las también evidentes pulsiones negativas-morbosas descritas por el Psicoanálisis de Freud.

Políticamente hablando no se trata de que determinemos si el hombre sea bueno o malo, como lo han hecho los grandes politólogos y filósofos de la historia: sino que más bien somos el complemento de las dos cosas. Para tales efectos la metadialéctica del turismo, o la turistología metadialéctica, y el Turis-Meta (No-Turismo: viajar adentro de si, en vez de fuera de sí), representa el estado eidético necesario del Socialismo del Siglo XXI. Tiene un valor de salud de Estado (entendiendo por Estado al pueblo). Científicamente  se fundamenta en ayudar curar a la gente de los males internos que la sociedad funcional por el poder le ha propiciado al ser,  estudiando a la gente en una primera instancia, por medio de electroencefalogramas  que nos demuestren las actividades cerebrales cuando el sujeto reaccione a preguntas sutiles pero inocuas a él sobre el poder. Y luego la Kirlian (cámara del aura) para ver esa relación en el campo magnético fenomenológico que expide la luz corpórea de su cuerpo.

Luego cuando el Metadialéctico Turistológico enseñe al sujeto que cierta situación de su angustia está sujeta a una ilusión inconsciente por el poder, y este último lo reconozca, se puede evidenciar ante los mismos aparatos que las actividades y los campos magnéticos debieron desaparecer, o mermado (pues requerimos de práctica y gimnasia cerebral para los cambios). Pero esto no es todo,   ahora vendría la práctica No-turismo, o Turis-Meta, con esta se permite el reencuentro humano con su interior y sus integración con el todo exterior, aquí se requiere en parte de la ayuda del Estado, pero para efectos de un primer experimento podemos utilizar una montaña, lo cual nos abarataría los costos del experimento, este lugar lo acondicionaríamos para momentos o sesiones de terapias (no me gusta este término pues suena a medicina) para que el sujeto se emancipe y salga de la ilusión: ¿A caso esto es lo que nos falta para la verdadera construcción de un socialismo espiritual que salte lo material?. Al final la idea es que en cada Estado y/o municipio por medio de una política pública se garanticen estos estudios y los espacios de esparcimiento para aportar a la construcción del verdadero Estado espiritual, pues como lo veo yo, el Estado Democrático siempre va a girar en torno a lo funcional-burgués. La anterior propuesta es Metadialéctica, pues contradice la verdad razonable y lógica, lo cual solo se puede hacer en el mundo mental donde las ideas no tienen reglas, el mundo metafísico que permite construir nuevas verdades con la suficiente autonomía de obviar lo nocivo de los convencionalismos que históricamente han acumulado el poder en unos pocos, y a la vez pretender asirse como la verdad determinada y absoluta en una moral funcional y burguesa.

Lo explicado en los párrafos anteriormente, especialmente en diseño de un Modelo de Desarrollo Integral Humano Ambiental, el cual idealiza al Turis-Meta como pieza fundamental, para aportar un camino en la vislumbre de un verdadero Estado Socialista del Siglo XXI, y de amor al prójimo como lo imaginó el Comandante Supremo Hugo Chávez, lo podemos observar de manera sistémica en las siguientes gráficas. Donde resalta en la Gráfica 1 como se integran las distintas visiones de turismo ya explicadas en este documento, donde se puede apreciar en el esquema, la importancia del Turismo Metadialéctico, ese “viajar dentro de sí”, ese Turis-Meta, que solo requiere de uno mismo, pues es netamente Espiritual, a diferencia de las demás formas también descritas de turismo que son necesariamente material.

cuadro 1

Ahora en el siguiente gráfico 2, se puede apreciar esquemáticamente, como las formas materiales de turismo atienden a sustancias materiales de Estado, el cual en el mejor de los casos puede ser Democrático, pero ello no implica la necesaria transición hacia lo espiritual como un asunto vital en la complejidad del Siglo XXI; mientras en contraste el Turis-Meta, si bien no es la solución definitiva al problema, por medio de la búsqueda interna del placer, nos abre un camino posible hacia  ese verdadero Estado Espiritual (el cual no niega tampoco lo material, pues atentaría con la civilización sustentada en la razón y la experiencia), que transciende lo Democrático, lo funcional – mecanizante y rutinario de la vida y por ende burgués.

Imagen4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s