Líderes comunicacionales populares y orgánicos para la emancipación identitaria

Por Maury Valerio  

imagenes varias 512Vivimos insertados en un mundo bombardeado constantemente por los mensajes desarticuladores de la identidad que producen los grandes emporios hegemónicos comunicacionales del Capitalismo. Es necesario que las comunidades asuman el rol protagónico y participativo de salir al paso sobre las homogenizaciones y mentiras mediáticas que  han ido mermando los valores e idiosincrasia de los pueblos, su poder de convocatoria y su saldo organizativo desde su saber cotidiano.  Sustentados en ese apremio de construir y consolidar nuestras propias palabras, nace la urgencia de reivindicar historias de vida como pueblos y la necesidad de mostrar a nosotros y al mundo que somos una nación de hombres y mujeres libertarios y libertarias, se justifica legitimar el accionar comunicativo a través de los medios comunitarios, con nuevas propuestas comunicativas y de formación socio-comunicacional que permitan revalorizar al ciudadano común y su sabiduría popular, construir  un hombre nuevo, a un líder original y alternativo que apoye a su comunidad y a su gente a través de la palabra y la educación popular.

Desde esta perspectiva, la identificación de las potencialidades comunicacionales organizativas de liderazgos del estado Nueva Esparta,  no se corresponde con el nuevo modelo social y del poder popular que se impulsa en Venezuela mediante la constitución de la República Bolivariana de Venezuela  a partir de 1999.

El problema que se plantea es que existe poco interés en las comunidades en aprovechar las radios comunitarias como una herramienta para la organización vecinal, local o del poder popular, en la búsqueda de soluciones conjuntas. La ausencia en el manejo de esta herramienta de trabajo, no permite el potencial desarrollo de las comunidades, el cual debe ser visibilizado a través de sus líderes comunicacionales, populares y orgánicos.

El objetivo general de esta investigación es diseñar un modelo para la formación de líderes comunicacionales, populares y orgánicos para la emancipación identitaria y el fortalecimiento de los liderazgos comunicacionales en Boca del Río, Estado Nueva Esparta

Todo sistema social en la actualidad hace uso necesario de los medios de comunicación, información y tecnologías, por lo que se establece una relación de dependencia entre unos y otros, lo peligrosos de esta relación de dependencia se produce cuando los pueblos no son capaces de percibir las influencias que se gestionan o generan desde estos grandes productores de información, comunicación y tecnologías, el conglomerado pasa entonces a ser un simple consumidor que no es respetado en su condición de pueblo con historia, con cultura, con valores sino que por el contrario la estrategia es cada vez más despersonificar al individuo y a la poblada, quitándole sus raíces, su legado, su historia.

Los pueblos deben despertar de este aturdimiento inducido y comprender que esos elementos, como herramientas al fin, pueden ser puestas al servicio de la reconfiguración de los valores autóctonos, (Kaplun, 1999), los hombres y mujeres deben colocar al servicio de las comunidades estas herramientas, pero no para seguir apartándolos de su histórico social, sino para junto a ellas refundar esa historia a través de la búsqueda conjunta  (Aular y Seco, 2008).

Plan de la Patria como marco estratégico del nuevo modelo comunicacional.

imagenes_varias_171En cuanto a las dimensiones asumidas desde la presente investigación desde lo local y lo regional este Marco Estratégico permitiría cimientos relacionados con la parte organizativa de la comunidad en defensa de sí misma como queda establecido en el Plan de la Patria en el I Gran objetivo Histórico que trata sobre “Defender, Expandir y Consolidar el bien más preciado que hemos reconquistado después de 200 años: La independencia nacional”,  partir de este gran objetivo histórico nos colocamos en esa visión de defensa necesaria para nuestras ideas libertarias y de construcción de un hombre y una mujer nueva como lo planteaba Antonio Gramsci, para ello debemos consolidar nuestra identidad de venezolanos indigenistas y afroamericanistas.

Esta búsqueda del hombre nuevo y de defender la patria se vincula con el objetivo nacional 1.5 que reza: “Desarrollar nuestras capacidades científico-tecnológicas vinculadas a las necesidades del pueblo”. Y desprendido de éste el objetivo específico 1.5.3 Además de este objetivo también tenemos el  II Objetivo Histórico, y  en los objetivos nacionales. 2.3 y 2.4 los cuales plantean que debemos “Consolidar y expandir el poder popular y la democracia socialista.” Así como “Convocar y promover una nueva orientación ética, moral y espiritual de la sociedad, basada en los valores liberadores del socialismo”. Así como en el III Objetivo Histórico en todos sus objetivos nacionales en los cuales se establece la urgencia de ser “protagonistas en la construcción de la unión latinoamericana y caribeña”, afianzar la identidad  “nuestroamericana” continuar impulsando un mundo pluripolar, además de desmontar la visión “antihistórica y nefasta” del imperialismo en nuestro continente.

Es necesario señalar que una de las aristas a considerar acerca de los medios comunitarios es su presencia en la noticia internacional, en  la cual resulta verdaderamente invisibilizada, los medios de comunicación comunitarios no son producto de marketing, ni generan noticia a pesar de los grandes esfuerzos que se han realizado desde los países nuestroamericanos en su avanzada política, sobre todo en Venezuela, para generar y fortalecer toda una línea estratégica de información alternativa en nuestras comunidades. Y para consolidarla se plantea en el objetivo estratégico 1.5.1.3  el “acceso oportuno y uso adecuado de las telecomunicaciones y tecnologías de información, mediante el desarrollo de las infraestructuras necesarias…”

Gracias a la Constitución Nacional los medios comunitarios han obtenido grandes logros y nuestro pueblo ha comenzado a mirar con otros ojos la presencia de los mismos en las colectividades. No obstante, aún queda un trabajo largo y profundo por hacer en esas mismas comunidades, dado que desde lo local la presencia de los mismos, no ha tenido grandes avances, aunque se puede señalar con certeza que la invisibilización de nuestros saberes populares y nuestros sueños es un tanto menor, sobre todo desde el Estado mismo. Por el contrario desde los medios de comunicación privados la tendencia sigue siendo la misma que las de las grandes empresas trasnacionales de las hegemonías comunicacionales: hacer invisible al pueblo y desarticular su idiosincrasia.

Otro de los elementos a considerar es la influencia del sistema mundo en investigaciones de esta naturaleza, como se ha señalado antes, internacionalmente los medios comunitarios han sido invisibilizados y para nadie es un secreto que todo lo que invoque la emancipación de los pueblos y de las ideas libertarias no es bien visto por este sistema mundo, por lo que se puede aseverar sin temor a equivocaciones que consolidar sueños y metas es y será una tarea ardua, tarea que los pueblos organizados deben asumir creando y recreando sus propias estrategias de consolidación, un paso a la vez, ganando el terreno hasta ahora históricamente perdido por nuestros pueblos.

Confrontar al sistema mundo actual no es tarea fácil, pues debe considerarse estrategias que permitan vivir en ese mismo sistema sin perder la esencia y la autonomía, en otras palabras vivir en lo global sin perder lo local como lo ha planteado  Buenaventura de Soussa Santos,  (2006) y lo hizo el mismo presidente Chávez en todas sus ideas.

Praxis de liderazgo comunicacional comunitario en la contemporaneidad venezolana.CIMG2913

Asumir la producción radial como una Estrategia Pedagógica de Educación Popular,  a través de los medios comunitarios que permita atornillar en las comunidades  el sentimiento socio-cultural identitario, el amor no sólo a su núcleo familiar, sino a su núcleo social, a sus raíces musicales, costumbres, lenguaje, anécdotas, historias locales, poesía, entre otros, con el propósito de darles instrumentos de aprendizaje y con el ánimo de estimular y fortalecer el pensamiento crítico, la capacidad de autoestima y la actitud de un nuevo líder, emancipador y orgánico es la principal tarea a cumplir, colocar a las comunidades en posición de internalizar para luego contrarrestar las debilidades evidenciadas, constituye una posibilidad de fortalecer aquellos elementos hasta ahora descuidados como pudiera ser:

  • Revalorización de los saberes populares.
  •  Reconfiguración del acervo de la historia nacional, regional y local con una visión de país indoamericano, afroamericano, caribeño y suramericano.
  •  Reagrupamiento de la idiosincrasia local con preferencia en el resarcimiento del lenguaje, de las anécdotas, la musicalidad, los chistes, las historias, cuentos y cachos locales, regionales, nacionales.
  • Redescubrimiento de los sabores y saberes culinarios ancestrales.
  • Reforzamiento de las conceptualizaciones valorativas de solidaridad, cooperación, apoyo, equidad, justicia, trabajo, organización, esperanza, amistad, alegría, bienestar, equilibrio, ecología, economía, desarrollo, emancipación, poder popular, liderazgo, ideología, hegemonía, dialéctica.
  • Reintegración de las relaciones familiares, vecinales con clara función  de fortalecimiento de los lazos familiares.
  • Rediseño de las relaciones sociales y de apoyo,  organizadas dentro de la comunidad para el logro de situaciones conjuntas en función del bienestar conjunto.
  • Renacimiento de un hombre y mujer nueva, orgánico en la consolidación del poder popular para la emancipación y la toma de decisiones.

La realidad imperante en este país ha sido no solo la poca práctica radial, sino la práctica radial sometida, como se señalaba antes, en primera instancia por la falta de participación ciudadana y en segundo término por la adhesión de muchos medios comunitarios a las fuentes oficiales. Sin embargo no puede negarse el hecho de los grandes avances que se ha realizado desde la política estatal, así como en las pequeñas comunidades por darle otra impronta al servicio de las emisoras comunitarias, proporcionando con ellas una posibilidad distinta para el abordaje de las situaciones planteadas en las comunidades, la experiencia en Venezuela, ha hecho énfasis a partir de los años 90, específicamente en el 99 con la llegada del presidente Hugo Chávez Frías.

Hasta ahora los liderazgos comunicacionales que se evidencia a través de los medios privados son los del Show man o el de la Diva, este tipo de presentador se ha convertido en la nueva voz que redirecciona el accionar de las comunidades para sus “quehaceres sociales”. Los jóvenes asumen con pertinencia y de manera impertinente el seguimiento a estos modelos impuestos por cantantes, modelos, artistas, animadores, entre otros, que en nada favorecen el apoyo y solidaridad para los grupos sociales, sino más bien se desviven por las formas de vestir, de consumir o de manejarse en una sociedad de consumo y altamente estilizada y alienante. Es más bien una producción de la industria cultural (Theodor Adorno Television y cultura de masas) que una posibilidad para la  lucha social. Esto no ha favorecido para  nada el nacimiento de líderes sociales preocupados por llevar una vanguardia proactiva acerca de sus grupos sociales o comunidades, particularmente, en el caso de los jóvenes esto no se evidencia, por lo que nuestra contemporaneidad está imbuida en un sistema comunicacional privatizado que no aporta mayores elementos para el desarrollo de liderazgos de ninguna especie y condiciones positivas. Peor aún crea un imaginario de la figura del villano o cierto tipo odioso de personaje en una institucionalidad popular (T.Adorno Televisión y cultura  de masa)

La búsqueda debe direccionarse hacia la consecución  de la introducción de un nuevo elemento en la ecuación “La autogestión comunicacional de los pueblos  o un “maravillosos desorden comunicacional” (Izarra, 2008:22 Terrorismo mediático)  <hegemónico> que supere la clásica confrontación entre medios privados y del Estado.

La contemporaneidad venezolana ha sido hasta ahora fiel ejemplo de la del resto del mundo, los medios de comunicación de masas son emporios al servicio de grupos de elite, que deciden que colocar en los medios, que es noticia, que publicitar, que imágenes sociales construir, cuáles líneas de pensamiento ideológico fortalecer (Ernesto Carmona, 2008:71 Terrorismo mediático) y es evidente que dentro de sus intereses no figura por ninguna parte favorecer y fortalecer los movimientos populares a través del uso y manejo de los mismos.

En la actualidad es una de las primeras veces que en Venezuela se da inicio a la construcción de nuevas voces de manera tan fortalecida (Atilio Borón, 2005:19 Voces del Mundo) por lo que es vital asumir los compromisos sociales e ideológicos con el apoyo de las emisoras comunitarias dirigidas por los mismos ciudadanos y ciudadanas, para con ello contrarrestar el palangrismo existente dentro de la prensa privada y que de manera devoradora irrumpe en la cotidianidad informativa y formativa de las comunidades. Una revisión estadística de los años de 1985 muestra que los Cisneros  y Phelps tenían y aún tienen un inmenso protagonismo en la llamada industria cultural y en la prensa diaria venezolana, así como en la de otros países latinoamericanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s